La Junta Directiva de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab) y su rector, Juan Camilo Montoya Bozzi, presentaron a la Asamblea General de Corporados el informe de gestión correspondiente a la vigencia 2021.

La sostenibilidad financiera, la creación de un fondo de reserva patrimonial, la reinversión de excedentes tributarios por más de $16 mil millones y los avances en los tres frentes de trabajo priorizados por la dirección universitaria, fueron los temas destacados de la rendición de cuentas que cada año se lleva a cabo ante la Sala General de Corporados.

Montoya Bozzi, durante su intervención, expuso ante los 86 miembros activos con poder de decisión, de los 98 que conforman la Sala General, las acciones emprendidas con el fin de entender la demanda las cuales llevaron, entre otros resultados, a recuperar el número de matriculados en posgrados (50 % de crecimiento frente a 2020), el mantenimiento en pregrado (crecimiento del 12 %), la dinámica positiva en los programas virtuales y las estrategias que desde el Centro de Desarrollo Empresarial se establecieron para propiciar el emprendimiento y la empleabilidad de los graduados.

Asimismo, se destacaron los esfuerzos dedicados a buscar soluciones que promovieran el acceso a la educación superior, por medio de mecanismos de financiación y las campañas de donaciones, Vamos Pa´lante y Fondo de Becas Rafael Ardila Duarte, las cuales recogieron al final del ejercicio $726 millones. El otro aspecto que se resaltó tuvo que ver con la innovación académica soportada en tecnología y combinación de modalidades las cuales le valieron a la Universidad un reconocimiento por parte del Ministerio de Educación Nacional (MEN).

“Es una gestión que vemos importante, aprender a desarrollar la filantropía, búsqueda de donaciones para que más jóvenes ingresen a nuestra Universidad, un proceso constante de permanente reflexión, de innovación, de aprender a ser veloces institucionalmente para adaptarnos y también está en medio de todo ello la Autoevaluación Institucional para que alcancemos ese logro de la reacreditación”, señaló el Rector.

De otro lado, la sostenibilidad financiera se reflejó en el crecimiento en los ingresos operacionales en un 11 %, lo que arrojó un Ebidta (antes de impuestos) excepcional del 15,6 %, permitiendo reinvertir excedentes tributarios (por norma de la DIAN las instituciones sin ánimo de lucro lo deben hacer) por el orden de los $16 mil millones y cero endeudamiento financiero.

Para Javier Ricardo Vásquez Herrera, vicerrector Administrativo y Financiero, estos resultados permiten “acumular recursos económicos que quedan ahora dispuestos para ser reinvertidos en beneficio de la comunidad, lo mejor de todo esto es que no fueron gastados y ahora serán utilizados en solucionar necesidades de nuestra Universidad”.

La Junta Directiva informó sobre el desarrollo del proyecto de creación del Fondo de Reserva Patrimonial, que son recursos mantenidos por las organizaciones sin ánimo de lucro en calidad de fuentes de reserva, de carácter restringido, los cuales permitirán fortalecer patrimonial y financieramente la Institución. Se propuso la destinación de $5 mil millones como recursos iniciales.

La Asamblea eligió por unanimidad a la abogada Marcela Pinilla Gutiérrez como miembro suplente de Martha Inés Blanco Alviar ante la Junta Directiva, y a su vez Blanco Alvear fue designada como miembro del Consejo de Beneméritos, un cuerpo conformado por 13 corporados quienes tutelan el legado fundacional de la Institución.

El presidente de la Junta Directiva, Rodolfo Mantilla Jácome, destacó el regreso a las actividades presenciales a pesar del dolor que causó la muerte de miembros de la comunidad Unab, como el expresidente de la Junta, Rafael Ardila Duarte, otros corporados, profesores y empleados, a causa del covid-19, a quienes se les rindió tributo con un minuto de silencio.

“Hoy en día la Universidad está volviendo a su ambiente, se siente la vida en los pasillos, los estudiantes están felices de regresar, los profesores están dictando sus clases y realmente creo que ya podemos decir con tranquilidad que estamos venciendo ese fantasma de la pandemia, que fue tan difícil”, dijo el directivo.

La Asamblea General de Corporados volvió a sesionar de manera presencial, este miércoles 23 de marzo, en el Auditorio Jesús Alberto Rey Mariño en el campus El Jardín, luego de dos años de haberse tenido que realizar de forma remota.